viernes, 24 de septiembre de 2010

Primer sentencia con prisión por el caso Leandro Vera

El día jueves tuvo sentencia en el en la Cámara de la Primera Circunscripción de Río Gallegos se decidió condenar a Daniel Marecco a ocho años de prisión efectiva. Siendo esta la primera sentencia en el país por una picada callejera.
No solo que por primera vez la justicia admite la imagen de picada si no que reconoce lo que por tanto se viene batallando, la carátula por Homicidio simple con dolo eventual.

Recordemos que Leandro Vera fue embestido con el auto de Daniel Marecco en Diciembre del 2008 en Rio Gallegos. Leandro volvía en el auto con su padre, que lo había ido a buscar a una fiesta cuando ambos son embestidos por el auto que corría picadas.
Tanto Leandro como Matías ambos mueren en el mismo años que se dictaba el artículo 193 bis del código penal el cual castiga las picadas callejeras, meses antes de las injustas muertes.

Desde el punto de vista de la Asociación Malditas Picadas podemos decir que conocimos a la familia de Leandro en el mismo estado de desesperación que notrosos. Meses después, revivimos en carne propia nuevamente una muerte más detrás del volante pistero.
Señalo esto porque creo que ahí entendimos que esto NO iba a parar, era necesario hacer algo al respecto. Así fue que empezamos con la flia Vera esta lucha. Ambas familias sabíamos que era fundamental acompañarnos porque ambos casos subieron a la fiscalía como "Homicidio simple con dolo eventual" en esa época una carátula media demente para lo que la justicia llamaba "accidente de tránsito". Primero lo consiguió la causa de Matias y luego corrimos a llamar a nuestra cede del malditas picadas en el sur (como le decimos) para que se aplique a ellos también.... Y así nos fuimos acompañando... esperando... luchando!!!
Hasta que hace una semana atrás nos enteramos de que había llegado la hora de ver los pingos en la cancha. El juicio oral de Leandro iba a empezar.
Todos estábamos muy nerviosos, siempre creíamos que el de Matias iba a salir primero solo porque había sucedido unos meses antes... era hora de probar si todo el trabajo que veníamos haciendo y si la justicia reconocía que una picada callejera NO ES UN ACCIDENTE DE TRÁNSITO.

Finalmente el falló salio con 8 años de prisión efectiva para lo que ahora si podemos decir... el asesino de Leandro!!!Sabemos que es poco... para una familia llena de dolor, para una familia que no se le devuelve a su hijo.
Por otro lado es un logro gigante que no solo se reconozca la figura de picada callejera si no que se la condene con prisión efectiva, es la primera vez que en un caso no se baja la condena a Homicidio culposo, lo que habilitaba para pedir la encarcelación o la prisión preventiva (es decir, el imputado no va preso).
Nosotros consideramos que es un avance y que si bien sabemos que no existen años de prisión que devuelvan a Leandro a su familia, es un alivio de decir que algo de la lucha sirvió. No solo porque el asesino esta preso, si no que se esta cambiando la forma en que se piensa en la vialidad, en encarar la ley.
Mi reflexión es que ahora si podemos decir que si matas a alguien corriendo una picada vas preso!!!
Julia de Malditas Picadas




lunes, 20 de septiembre de 2010

LA MUERTE EN LAS CALLES


**Parte del congreso que se realizó en Neuquen el aporte de nuestro abogado Diego Dieguez Ontiveros***

por Dr. DIEGO HERNAN DIEGUEZ ONTIVEROS para MALDITAS PICADAS, NEUQUEN SEPTIEMBRE DE 2010.-
La mayoría de los medios de comunicación escritos u orales caen permanentemente en una trampa dialéctica: hablar de muertes por accidentes de tránsito.
Nunca más desacertada la referencia a un eventual hecho de características accidentales. La estadística marca que la mayoría de esos “hechos de tránsito” nunca son accidentales y están relacionados con un accionar negligente, doloso o culposo pero pocas veces accidental.
En lo que va de este año la muerte en las calles relacionadas con esta creciente realidad que nos embarga supera la estadística, en nuestro país, del año anterior.
Del total denunciado de las 76 víctimas fatales de lo que va del 2010, la cantidad de 23 resultan de hechos donde fueron parte unidades de colectivos.
Desde hace un tiempo esta Asociación ha notado el particular interés que el Estado en todos sus estamentos, vale decir Nacional, provincial y municipal, ha demostrado en sus políticas preventivas y/o represivas.
Pero, obviamente, todavía no alcanza.
El deceso por hechos de tránsito es la principal causa de muertes entre los jóvenes, más que el cáncer, o la droga. Parece mentira pero es así. A eso debemos sumarle las secuelas en esa cruenta estadística para los que sobreviven y padecen severas lesiones que los acompañan toda la vida.
Entonces deviene imprescindible replantear nuestras prioridades con respecto a la seguridad ciudadana. En esta lucha, en particular nuestra organización, siempre ha tenido un aliado irrefutable en el periodismo.
Nuestra particular realidad socio-cultural, marcada por un alto nivel de confrontación política mediática, ha logrado que el tema se instale en las dos agendas: la de los medios y la del gobierno.
Adentrándonos en el tema que guía a nuestra agrupación, las picadas callejeras, debemos ser absolutamente honestos: Al día de hoy percibimos que existe un mayor nivel de concientización con respecto al problema de las competencias ilegales. Desde los inicios de este arduo camino, plagado de recuerdos dolorosos, sinsabores, desencantos, desconfianza hacia el sistema de justicia, vemos con prudente satisfacción que se produjeron algunos cambios . Lejos todavía del estadío ideal de compromiso social y político al que aspiramos, pero con significativos visos de seriedad.
La criminalización de este proceder incorporada al Código Penal Argentino en su artículo 193 bis desde el año 2008 dice:
ARTICULO 193 BIS. - Será reprimido con prisión de SEIS (6) meses a TRES (3) años e inhabilitación especial para conducir por el doble del tiempo de la condena, el conductor que creare una situación de peligro para la vida o la integridad física de las personas, mediante la participación en una prueba de velocidad o de destreza con un vehículo automotor, realizada sin la debida autorización de la autoridad competente.
La misma pena se aplicará a quien organizare o promocionare la conducta prevista en el presente artículo, y a quien posibilitare su realización por un tercero mediante la entrega de un vehículo de su propiedad o confiado a su custodia, sabiendo que será utilizado para ese fin.
En ese mismo año el Senado y la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires sancionan la ley 13.927 denominada en el uso común como el Nuevo Código de Tránsito de la PROVINCIA.
En uno de sus artículos especifica el tema de las picadas callejeras:
ARTÍCULO 24º: PROHIBICIÓN DE COMPETIR. Sin perjuicio de lo establecido en el Código Penal se encuentra prohibido conducir con exceso de velocidad, compitiendo con otro u otros vehículos o animales.
El vehículo será secuestrado y retenido en depósitos municipales por treinta (30) días si el infractor fuera el propietario.
El infractor será además sancionado con la inhabilitación para conducir durante seis (6) meses reteniéndosele la licencia. En caso de primera reincidencia la inhabilitación será de doce (12) meses y en caso de segunda reincidencia la inhabilitación será definitiva.
Si se trata de vehículos para el transporte de pasajeros, aunque no se exceda el máximo de velocidad, si la competencia tuviese por causas ostensibles finalidades comerciales y de ello derive el compromiso a la seguridad, las penalidades que anteceden podrán duplicarse, excepto la sanción de inhabilitación definitiva.
Quedan exceptuadas de esta prohibición las competencias deportivas autorizadas legalmente.
La codificación referida anteriormente adhiere a la ley Nacional de Tránsito con el objeto de unificar criterios de abordaje integral y sistemático a la regulación de un tránsito seguro en el país.
En lo que hace a la normativa penal, hoy día, todavía es desconocida para muchos funcionarios municipales, provinciales, nacionales y policiales. Y con respecto a los funcionarios judiciales se va venciendo la resistencia a su aplicación a fuerza de lucha y denuncia permanente.
A nuestro entender la legislación es más que clara desde la fría letra pero resistida en su aplicación real por los funcionarios competentes quienes is actuaran con la inmediatez y severidad que los instrumentos legales le marcan otra sería la historia de las “malditas picadas”.
Como siempre la tarea de concientización deviene imprescindible y es por ello que en nuestras charlas o reflexiones mediáticas instamos al abordaje serio y responsable de la problemática.
En lo que hace a nuestro norte como asociación estamos a la espera del juicio oral y público sobre los hechos en los que perdiera la vida nuestra amado PATO.
La causa se encuentra caratulada como HOMICIDIO SIMPLE con una expectativa de pena para el homicida prevista en el Código Penal entre 8 y 25 años de prisión efectiva.
Estamos absolutamente convencidos que el Tribunal Oral Criminal N° 3 del Departamento Judicial de San Martín con su fallo sentará un importantísimo precedente jurisprudencial CONDENANDO AL ASESINO por su HOMICIDIO cometido CON DOLO EVENTUAL equiparando entonces su salvaje proceder al del que mata en forma simple y directa con absoluta comprensión del mal producido.

miércoles, 8 de septiembre de 2010

Denuncia a Macos Di Palma


En estos días la Asociación "Malditas Picadas junto con Red Nacional de accidentes de tránsito hicieron la siguiente denuncia. Se puede leer la denuncia haciendo click en las imagenes luego se verá una lupa y volviendo a hacer clik se lee toda la denuncia.

FUTURAS ACTIVIDADES

Congreso Nacional de Res Nacional Familiares de víctimas de tránsito
Domingo 19/09/2010
13:15 hs Exposición sobre picadas. Expone Asociacióm Malditas Picadas.