SENTENCIA HISTÓRICA: 12 años de prisión por conducir y matar en estado de ebriedad

En el día de hoy, se llevó a cabo la sentencia por el homicidio de Eduardo Zeballos, un joven sanmartinense, que el 25 de marzo de 2016 perdió la vida al ser atropellado en la vereda por vehículo, cuyo conductor transitaba alcoholizado y a excesiva velocidad.




El Tribunal Oral N° 7 de San Martín resolvió condenar a Gabriel Di Menna de 26 años (actualmente) a 12 años de prisión efectiva, bajo la caratula de homicidio simple con dolo eventual. El imputado estaba detenido hace 2 años, desde el momento que ocurrió el hecho. Ademas, se le dio 10 años de inhabilitación para conducir.



"Este es un fallo ejemplar en materia de delitos viales que muestra a las claras el avance jurisprudencial y doctrinario en lo que hace a la proclividad judicial en considerar estos hechos como homicidios simples y no culposos. Es un gran avance que, no dudo, redundara en mayor conciencia ciudadana al conducir vehículos." Afirmó, el abogado, Diego Dieguez Ontiveros.

El Caso

El 25 de Marzo de 2016, en la localidad de San Andres, Eduardo Zeballos de 24 años, fue atropellado en la vereda de la Calle Campos y Catamarca, cuando un Chevrolet Astra conducido por Gabriel Di Menna (imputado en la causa), también de 24 años, estando alcoholizado (1.21 gms/l) y a excesiva velocidad (cerca de los 80 kms/h) pierde el control del vehículo y se sube a la vereda embistiendo a Eduardo provocándole la muerte. Lamentablemente, la acompañante femenina de 23 años que estaba en el vehículo junto al imputado, por no tener puesto el cinturón de seguridad, en el vuelco que hizo el automovil quedó con una lesión medular que le impedirá caminar el resto de su vida. 

La Fiscalía N° 4 inició la investigación, el Juez de Garantías Alberto Brizuela, acusó inmediatemente a Gabriel Di Menna de Homicidio por Dolo Eventual. 



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

MALDITAS PICADAS y GRUPO JEN participaron del Curso de Reeducación para uso correcto de la vía pública de la ANSV

Carta Abierta de la ONG “Malditas Picadas” a la comunidad