Se llevará a la Justicia a los policias imputados en el Homicidio de la Abuela Betty

Por el hecho quedaron imputados los dos efectivos que se trasladaban a bordo del patrullero. Sólo uno de ellos está detenido. Se trata de Walter Lazo Quispe, de 23 años, el uniformado que conducía el rodado y que tenía escasos meses de experiencia en la fuerza. Está acusado por homicidio simple con dolo eventual y lesiones graves, y subsidiariamente homicidio culposo y lesiones culposas. Su acompañante, Andrés Cedrón, de 50, se encuentra imputado por homicidio culposo y lesiones culposas. Los días 14, 19, 20, 21, 22, 26, 27, 28 y 29 de Marzo de 2018 se resolvió la elevación a juicio y a cargo del Tribunal Oral N° 7 que participará del proceso.


"Tenían que cuidar de mi vieja, no matarla"



"Tenían que cuidar de mi vieja, no matarla", se lamenta Silvia, uno de los cuatro hijos de la abuela "Betty" que falleció atropellada por un patrullero cuando caminaba por Villa Ballester, el barrio de toda su vida, para ir a hacer las compras. El rodado policial iba a contramano y a más de 120 kilómetros por hora cuando colisionó contra la mujer de 81 años y le provocó la muerte. También lastimó a una niña, que se salvó de milagro. El efectivo que conducía el vehículo espera detenido al juicio oral acusado de homicidio con dolo eventual.

Aquel lunes 8 de Febrero (de carnaval) del 2016, "Betty", como la llamaban sus seres queridos y los vecinos, salió de su vivienda en la calle Mendoza para hacer los mandados. Uno de sus nueve nietos la iba a acompañar, pero segundos antes le dijo que se había olvidado algo dentro del inmueble. "Anda caminando despacio que ya te alcanzo", le dijo Sebastián. Cuando estaba a metros de ella, vio la dramática escena.

Una camioneta del Comando de Prevención Comunitaria (CPC) del Ministerio de Seguridad bonaerense que prestaba servicio en el partido de San Martín había arrollado a la abuela y a una niña de 10 años que estaban en la vereda. La menor estuvo internada algunos días hasta que le dieron de alta, pero Zampella falleció casi en el acto. A los familiares de Betty les da escalofríos de sólo pensar que Sebastián también podría haber estado ahí.

"El policía que manejaba no tenía registro, ni siquiera uno común. Además, el vehículo había sido asignado a Cedrón para que lo condujera", indicó el abogado de la familia de Beatriz, Marcelo Biondi. El delito que se le imputa a Quispe tiene una pena de entre 8 y 25 años de prisión, ya que se considera que el acusado podía prever que con su acción podía atropellar a alguna persona.

Según se pudo reconstruir, el patrullero circulaba a contramano por la calle Mendoza y a más de 120 kilómetros por hora. Al llegar al cruce con Pueyrredón chocó contra un camión, el conductor perdió el control, se subió a la vereda y finalmente la camioneta embistió a las mujeres. Silvia no puede ocultar su enojo: "Según ellos sonó una alarma en un banco e iban para allá. Pero hicieron más de 10 cuadras a contramano, sin luces ni sirena. El que conducía estaba aprendiendo a manejar. Arruinaron una familia. Porque mi mamá tenia 81 años pero tenía toda una vida por delante y no merecía morir de una manera tan aberrante", culminó Silvia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

SENTENCIA HISTÓRICA: 12 años de prisión por conducir y matar en estado de ebriedad

MALDITAS PICADAS y GRUPO JEN participaron del Curso de Reeducación para uso correcto de la vía pública de la ANSV

Carta Abierta de la ONG “Malditas Picadas” a la comunidad