INSEGURIDAD VIAL: Agosto se cobró 3 victimas en San Martín

Agosto 2017 se ha transformado en una verdadera tragedia donde la "Inseguridad Vial" se ha cobrado la vida de 3 vecinos del Partido de General San Martín. 


El domingo 6 de Agosto alrededor de las 22:30 horas, en la Av. Balbín (Ex Ruta 8) y Martín Fierro, Daiana (19 años) y su hija Alma (1 año), fueron embestidas por un vehículo que circulaba por la Av. Balbín, el cual provocó la muerte de la pequeña Alma dejando con lesiones a Daiana, que afortunadamente esta fuera de peligro y con pronóstico de recuperación favorable. 

Según lo que habría declarado el conductor del vehículo involucrado en el siniestro: el iba conduciendo y cruzando la intersección con el semáforo en verde cuando la joven (Daiana con su hija en brazos) cruzó de repente sin percatarse del semáforo y cuando conductor del vehículo quiso esquivarla las arrolló de todos modos arrancando a su hija de los manos arrojándola 15 metros. La pequeña murió y Daiana sufrió heridas de consideración, pero esta fuera de peligro.


El 11 de Agosto cerca de la medianoche, en el cruce de las calles San Martín y Moreno (a una cuadra de la Municipalidad de San Martín), cuando un colectivo de la Linea 161, interno 1251, atropelló a Pilar Cabrera (71 años) que murió en el lugar a raíz de las heridas recibidas. Intervinieron la Comisaría N°1 y la Unidad Funcional N° 4 del Departamento Judicial de San Martín, que calificó el hecho como "Homicidio Culposo". El chofer recuperó la libertad. 
La fiscalía se encuentra en etapa de investigación para esclarecer bien como fueron los hechos, la familia de Pilar insta a los testigos del hecho a presentarse y dar testimonio para brindarles un poco de paz. Según versiones la señora se encontraba en la parada y al momento de subir el colectivero arranca con la puerta abierta y Pilar se cae del colectivo el cual la arrolla y provoca la muerte. 


El sábado 27 de Agosto, cerca de las 5:40 de la mañana, en la Av. Pte. Perón y Caseros Natalia Andrada (30 años) que había salido de un boliche, fue arrollada junto a su primo, Carlos Santa Cruz, que permanece internado en grave estado en el Hospital Castex. El conductor fue identificado como Nicolás Ruiz, de 23 años, y tenía 1.32 de alcohol en sangre. 


A pocas cuadras del hecho se estaban realizando los controles habituales de alcoholemia por lo que el personal policial y de transito municipal se apersonó de inmediato, pero lamentablemente el servicio de emergencias demoró mas de una hora y media en hacerse presente
El conductor del vehículoRuiz, intentó escapar del lugar de la tragedia. Sin embargo, testigos que presenciaron el siniestro se arrojaron sobre el capot del Fiat Mobi y lograron detener su marcha. Otras personas relataron que en el vehículo había otras dos personas que salieron corriendo. 
Según se ve en las cámaras de seguridad de la zona, el vehículo que manejaba Ruiz circulaba por la Avenida Perón, no estaba corriendo picadas, recorre unos 600 metros antes del impacto. Justo en el momento cuando cruza en la esquina, el semáforo cambia de verde a amarillo (consecuentemente a rojo). Según se ve y afirman los testigos, fue cuando el conductor aceleró y perdió el control del auto, que terminó arrollando a la pareja de primos que estaba ya cruzando la avenida.
Según los comerciantes de la zona, los domingos a la madrugada suele haber peleas y corridas entre los jóvenes que salen de los boliches. Por eso, algunos testigos dijeron que Natalia y su primo habían intentado separar a un grupo antes de cruzar la avenida para tomar un remís. En ese momento fueron arrollados.
A cargo de la investigación del caso quedó la comisaría 1ª y la Unidad Funcional de Instrucción 4, del Departamento Judicial de San Martín, que calificó el hecho como "Homicidio culposo y lesiones graves". Esta es la carátula que se utiliza para la mayoría de casos como este. 
En 2016 se aprobó una ley para agravar las penas cuando los conductores exceden la velocidad, se dan a la fuga o manejan alcoholizados o bajo los efectos de las drogas, y así lograr que las condenas no sean excarcelables. 
Alma, Pilar y Natalia son solo 3 caras de tragedias totalmente evitables donde la imprudencia, negligencia, inconsciencia e impericia deja un saldo incontable de familias rotas, parejas desgarradas, ausencias para todos los amigos. 

¿Qué seguimos esperando como sociedad?

La primera respuesta o mas sencilla ante esta pregunta es "un Estado mas presente" o "que el Estado se haga cargo". Y es verdad, el Estado tiene un rol fundamental en generar y llevar a cabo políticas de Estado en materia de Seguridad Vial, pero como sociedad, como individuos, también tenemos que hacernos cargo de la parte que nos toca. La solución no esta en poner mas semáforos, porque cuando están no los respetamos, de nada sirve pintar la senda peatonal si seguimos cruzando por cualquier lado, de nada sirve colocar reductores y cámaras de velocidad si seguimos acelerando, de nada sirven los controles de alcoholemia si seguimos consumiendo alcohol y conduciendo. La solución está en conocer las normas, respetarlas y tomar conciencia antes de que ocurran los hechos, entender que la perdida de la vida por ser delincuentes viales es irreparable. No tenemos que llegar a la tragedia para tomar conciencia, no tenemos que llegar a la tragedia para involucrarnos y ser responsables en el tránsito y no solo como conductores sino en todos los roles, porque como peatones, también estamos bastante mal educados. De todos nosotros depende generar un cambio de cultura vial y exigir al Estado políticas serias de seguridad vial, porque si solo seguimos lamentándonos sin hacer nada, seguiremos sumando victimas y muertes evitables. ¿Cuantos muertos mas necesitamos como sociedad para reaccionar? 

Comentarios

Entradas populares de este blog

SENTENCIA HISTÓRICA: 12 años de prisión por conducir y matar en estado de ebriedad

Carta Abierta de la ONG “Malditas Picadas” a la comunidad

LAS DOS CARAS DE UNA MISMA MONEDA: Controles Anti-Picadas VS Policias que avisan a corredores como evitar los controles