miércoles, 9 de agosto de 2017

El juicio por la picada fatal de Haedo será los primeros días de Diciembre

LO CONFIRMÓ ÉSTA MAÑANA EL TRIBUNAL ORAL CRIMINAL 6, QUE ESTARÁ A CARGO DEL DEBATE. EL FISCAL A CARGO SERÁ MARCELO PAPAVERO, EL MISMO DEL CASO DE LETICIA BARACCHINI Y SU HIJA JULIA, QUE MURIERON ARROLLADAS POR UN VEHÍCULO QUE CIRCULABA A CONTRAMANO EN EL CAMINO DEL BUEN AYRE



Así quedó el auto de Diego Cuevas luego de arrollar a los jóvenes en aquella fatídica mañana del 5 de abril de 2015

Se trata de uno de los juicios más esperados de los últimos tiempos por el tremendo impacto social que provocó el hecho. El debate oral y público por la picada fatal de Haedo, en la que Diego Cuevas atropelló y mató a Manuel Lastra y Lautaro Juárez se llevará a cabo los próximos 4, 5, 6 y 7 de diciembre de éste año, por lo que se espera una sentencia del tribunal para el 2017 en curso. La caratula de la causa es doble homicidio y lesiones graves.

El abogado querellante, de las familias damnificadas, por el doble homicidio y lesiones graves será el Dr. Diego Dieguez Ontiveros, Secretario de nuestra Organización (Malditas Picadas). Víctimas de la Picada Mortal de  Haedo: Lautaro Juárez , Manuel Lastra, Orlando Rodriguez , Adrián Welsch, Daiana Vergara y Cristian Vergara.
El Tribunal Oral Criminal 6, a cargo de los jueces Alejandro Rodríguez Rey (que tendrá el rol de presidente), Pablo Gossn y Daniel Leppen tendrán a su cargo el desarrollo de las jornadas. El fiscal será Marcelo Papavero, alguien que se fue convirtiendo de a poco en especialista en hechos de tránsito, dado que en los últimos tiempos intervino en causas de enorme relevancia. Por caso, fue quien llevó adelante la acusación contra Gastón Alcaraz, quien manejaba borracho, sin luces, a contramano y alta velocidad en el Camino del Buen Ayre y causó las muertes de Leticia Baracchini y su hijita Julia.

Manuel Lastra y Lautaro Juarez eran primos y fueron las 2 víctimas fatales de la picada de Haedo
En la jornada de hoy, cuando se determinó la fecha del debate, Papavero pidió que se investigue nuevamente la adulteración de la muestra de sangre que le fue extraída a Cuevas luego de la tragedia que provocó. Cabe recordar que el conductor llega a esta instancia de juicio con arresto domiciliario.
El hecho ocurrió el 5 de abril de 2015 cuando el conductor manejaba a 127 kilómetros por hora un vehículo Nissan Tiida por avenida Rivadavia y, en la intersección con Maipú, Haedo, embistió a 7 jóvenes que regresaban de bailar, 2 murieron (Lautaro y Manuel). Cuevas corría una picada con un Volkswagen Bora color negro del que jamás se supo nada por más que en el lugar había cámaras de seguridad que captaron el recorrido de ambos autos.

Diego Cuevas, el asesino de Lautaro y Manuel en la picada fatal de Haedo


A dos años de la picada fatal de Haedo, la madre de una de las víctimas sigue clamando por justicia












María Angélica Guaraz junto a su hijo Lautaro, una de las victimas de la picada de Haedo
Dos años, sin Lautaro. Cada minuto impacta de diferente manera en el alma y en el corazón de una madre que perdió a su tesoro más preciado. Es que María Angélica Guaraz tiene, en total, ocho hijos, pero a ella le falta Lautaro, el que no está. El que fue arrebatado por un asesino al volante llamado Diego Cuevas, que le quitó la vida mientras el muchacho volvía de bailar por primera vez.
El peregrinar de esa madre que se limpia en varias ocasiones las lágrimas de los ojos es continuo. Está cerca de llegar a que pongan fecha de inicio para el juicio contra el irresponsable conductor, pero todavía es una incertidumbre. Y confiesa estar preparada para lo que pase en el debate oral y público, aunque no quiere hablar de plazos ni de condena sino de justicia.
“Algunas veces rezo a Dios para que me dé un poquito de fuerza. Me aferro mucho a él. Lo que me dicen a mí es que a mi hijo lo llevaron por algo. Estoy muy agradecida con Dios, más allá de que me arrebató a mi hijo, y con mis vecinos, que me acompañaron y no me dejaron nunca”, contó entre sollozos. “Lautaro era muy especial, muy distinto a los demás de mis hijos”, confesó.
Angélica también contó que pudo hablar con los padres del asesino de su hijo y también con el joven. Fue cuando papá y mamá de Cuevas fueron a pedir a la justicia el arresto domiciliario. Y sintetizó el diálogo: “Los tuve frente a mí. Él me pedía perdón, decía que no fue su intención matarlos, que necesitaba la ayuda de sus padres. No respondí nada. Yo quiero la justicia”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario