miércoles, 2 de agosto de 2017

Corrían una picada en Rosario, chocaron a otro auto y por el impacto murió su conductor

Andrés Muñoz (35) falleció en el acto y su familia reclama justicia. El hombre que lo embistió recibió prisión preventiva en su domicilio. 



"Ellos salieron a matar directamente, usando el auto como un arma sin importarles nada", sentenció María Cristina González tras el siniestro vial que le costó la vida a su esposo en la esquina de 27 de Febrero y Necochea.

Andrés Muñoz estaba desocupado y llevaba a un amigo a trabajar a las 5.30 del sábado cuando un Renault Laguna se llevó puesto su Fiat Duna y al no tener colocado el cinturón de seguridad salio expulsado del habitáculo hacia el pavimento.



Su acompañante, Elías Cabrera, de 37 años, resultó herido y esta mañana recibió el alta médica, por lo que el fiscal Walter Jurado espera su testimonio para sumar más pruebas contra los dos conductores implicados en la investigación.

Hasta acá, el elemento más contundente para la acusación es el video tomaron las cámaras de seguridad que funcionan en la intersección ubicada cerca de la Avenida Circunvalación.
María Cristina dijo que su marido hacía el mismo recorrido habitualmente, era "prudente" para manejar y nunca había tenido siquiera una multa. Luego de confirmar que pedirá ser querellante en la causa, reclamó la pena máxima para los dos automovilistas y aseguró: "Esto fue un asesinato. Yo ya no lo tengo, sus hijos no lo van a tener nunca más a su papá, pero nos queda luchar por justicia".
Ayer, la Justicia rosarina le dictó prisión domiciliaria por 30 días a Ariel Lemos, quien manejaba el auto que finalmente embistió al Duna.
El joven de 27 años fue imputado por homicidio culposo, agravado por exceso de velocidad y culpa temeraria. La pesquisa también abarca la actuación del otro hombre que llego a esquivar el Fiat, sobre quien la viuda de Muñoz sostuvo que "tiene la misma responsabilidad".

MORALEJA DE LA TRAGEDIA: LAS PICADAS CALLEJERAS TIENEN SIEMPRE EL MISMO RESULTADO, ACÁ NADIE GANA LA CARRERA, SEGUIMOS SUMANDO VICTIMAS INOCENTES QUE NADA TIENEN QUE VER CON LA LOCA CARRERA Y CON LA SENSACIÓN DE ADRENALINA QUE TIENEN ESTOS CORREDORES QUE NO UBICAN ESTAS CARRERAS DONDE CORRESPONDEN. 

¡LOS FIERROS SE ARREGLAN,LA VIDA NO!

No hay comentarios:

Publicar un comentario